El último día.

Sin fanfarrias, sin trompetas, de una forma sencilla y con la mayor naturalidad del mundo, transcurren estas horas , menos de 24, de mi vida actual.

Mañana por la noche mi cabeza tendrá nuevas ideas, me habré comprado calcetines con pajaritos, estaré buscando en el segunda mano una bicicleta con tres ruedas y … lo demás lo dejo a la improvisación, que creo haberle dado cita.

No hay vuelta atrás, no hay cambio de ideas… es un si o si.

Lo malo es, como todo en la vida, que me pilla a la contra, que llega fuera de fecha, que mi caja de fuerzas está casi vacía, y que los telediarios, con lo que a mi me gustan, están a punto de pasar a mejor vida. ¡¡Hay que joerse con lo poco oportuna que ha sido todo en mi vida !!

No importa, la fortuna cae cerca. Y yo, contenta.

Eso si, mis cuadros, los últimos, valdrán una fortuna…. espero.

Un poco más

Hablaba de una segunda parte y una, cortita y limitada de nacimiento, se para a pensar en como se cuentan estas cosas.

Este verano es un regalo de la vida… imagino que se trata de un premio  por las tortas recibidas… y las que me esperan. El cielo jamás está sin nubes.

Fue un viaje a La Cueva, otro a Vigo y este último, perdón, quise decir penúltimo ( nunca hay que dar por terminada la juerga), a Cantabria.

Todos buenos , mágicos, estupendos. Todos acudiendo al abrazo de amigos. Cada uno de ellos  con algo peculiar, con algo distinto. Cada uno con enseñanzas que atesoro y almaceno en mi ser.

Con el Anacoreta, aprendí, recicle, borré, modifiqué,.. Con Sensación de vida, sentí, recorrí,  conocí… Con Gó… es mi melli, ¿ qué más puedo decir?

En todos me he sentido arropada, mimada, querida… Soqui, fue una mano estupenda y cariñosa que empujó mi voluntad. Abrió caminos que yo sentía cerrados, fue esa mano amiga que se te tiende cuando estás perdida. Conchi, el espaldarazo  para comprender que puedo hacer mucho más de lo que se esperaba en mis circunstancias. Gó, esa llamada a la que  no puedo negarme nunca…

Hablaba de las niñas que están atrapadas en nuestros cuerpos… niñas risueñas, felices de escapar de la sensata mirada cuerda que imponen los años.

Fotos con "mando a distancia", caras con lengua fuera, risas de crías que tuercen los ojos… Comidas para ponerse ciegas ( hablo de mí, no meto a nadie), saltos de bolardos en la playa…  jajajajaja ¡¡¡ lo hice ¡¡¡ Palabra.

Compramos sobaos y anchoas de Santoña como si se acabase el mundo  en una semana. ¡¡ Dios que ricas están con pan tostado y aceite “del bueno”.

Hablamos, hablamos, hablamos… teníamos ganas de  estar juntas, de cotillear al oído, de contarnos penas y alegrías. Todo nos parecía poco… había que estirar el tiempo. Las horas se nos escaparon de las manos.

Santillana, chocolate, fotografías, tiendas, compras, cena, juegos de almohada, paseo y "sentada" en Pequeñeces, Suances, comida , paseo por monumentos… Todo eso sin hablar del hostal de cuento de hadas. Acogedor, limpio, precioso… con  una mesita  que nos proporcionaba agua caliente y sobres de café, además, con leche condensada… de manzanilla y te… un lujo de lugar. 

 Las ventanas, galería  más bien , se adornaba con  visillos  rematados con puntillas. Si, esas que se utilizan en el norte. Me fui enamorada de la habitación y del clima de la tierra. ¡ Que noche fresquita y buena! ( con el calor de morirse que tenemos en Madrid¡). Si hasta dormí tapada con manta !!!

 Y, no podía ser de otra forma, antes de despedirnos, nos sentamos las tres  en un banco. En la mano, tres helados… ricos porque, además de buenos, tenían el regustillo  de aquellos cucuruchos de nuestras infancias.

Nos faltó Isa, nuestra Arena, pero, sólo en presencia. Las tres la queremos. No es cuento, ni de boquilla pá fuera. Ella, si, ella  es una más de este grupo, es, compañera de juegos.

No dejo de pensar en los rumores que corren por ahí; Internet no es bueno, se esconden depredadores que  meriendan  niñas inocentes…. jajajajaja  al final  voy a tener que reconocer que de niñas e inocentes, ná de ná.

Espero que el año que viene  mis vacaciones estén cortadas por el mismo patrón… lo espero…. y tal vez, se logre. Las nubes…. siempre están presentes.
Saleritos comprados en Madrid ¿ no recuerdan a esto?Abrazo a la izquierdaAbrazo a la derecha Fue mi regalo para las niñas.jjjjeje
 
Señal de trafico…¡ en Vigo!! ¿ qué hacen con los coches?
 
      Vale, no digo nada pero… es gallega.
 
 

 

Ni media palabra…. jajajajaj

 

Sólo por encima

Han sido días especiales, ya lo creo. He compartido horas días, noches, desayunos, cenas… con “gentes”  que conocí por Internet y que se han colado hasta muy dentro. Mi querida Conchi, mi querida melli… Gó.

Conchi, con una infinita paciencia para conmigo, me dio la oportunidad de viajar a Cantabria… tuve ocasión de volver, de pisar esa preciosa tierra, de a abrazar a mi Melli, de  sentir en mi piel un mar distinto al mío… ¿ qué puedo decir después de cómo lo ha descrito ella?

Son personas que están en mi vida gracias al mesenger, a sentarme un buen día detrás de una pantalla y abrir una mágica ventana.

Mañana… tal vez pasado o… contaré todo lo que siento y la inmensa sensación  de haber vivido un precioso sueño.

 

Por unos minutos estuve a solas con aquella Glorita  que hace muchos años nadaba en ese Cantábrico… a mi pesar y sin proponermelo, hasta mis ojos salpicaron las  olas.

Volvía rota , con un montón de años, con muchos sueños fallidos entre las manos… y con muchos otros, que jamás soñé lograr.

 

Volví a pisar su arena y dejar que sus olas me diesen la bienvenida.

 

 

Gó, me cuenta  el lugar de su estrella. De ella saca la inspiración que despues nos deja.

 

 Pero, antes, el día que llegamos…. café y carga de pilas.

Por la noche estabamos más peor que muertas a nuestra llegada al hotel, aún así… salierón las niñas que estan atrapadas en nuestros cuerpos y, sobre las camas, dejaron escapar las risas. Inolvidable noche de risas, sueño y una cama fresquita.

 

 

Despues, esas niñas, sensatas, posarón para la camara

 

 

 

 

Tomamos un sol acogedor en un  parque inolvidable… Pequeñeces

 

 

Gloria, localizó en Santillana un curioso escrito sobre un tema candente…

 

 

No puedo creer las virguerias de la puntilla… quedé encantada con el acogedor, limpio y lleno de pequeños detalles que adornaban el hostal. Volvere, palabra.

 

 

Santillana, un chocolate con churros y montones de anchoas que nos hemos traido para Madrid… No quiero poner los dientes largos… silencio.

Un viaje a Cantabria

Y, así, como quien no quiere la cosa. ¡¡ me voy a
ver a mi querida Melli ¡!!

Sensación de vida, me acompaña, y pone el coche,
Arena, tuvo imprevistos que le han impedido acompañarnos. A pesar de todo
pronostico y de lo que dicen las malas lenguas; quiero, conozco y son mis
amigos, las buenas gentes con las que tomé contacto por el ciberespacio.

Buena voluntad, sinceridad… poner en marcha la lógica
sana y…

Los amigos re reúnen, nacen grandes amistades ¿ Y
quién puede negar eso?

Ale, que me voy mañana y vuelvo el miércoles noche.
Paseitos por Santillana del Mar… Chocolate y churros en buena compañía, noche
de darle a la húmeda. Paisaje para caerte de espaldas… Amistad al cubo ¡¡¡

Traeré fotos , poca pero…alguna para  reavivar las envidias¡¡¡

jajajajajaj

Hasta la vista …

 

 

 

 

Día 4 , un hasta luego.

( Melli, me llevo la canción de tu espacio)

OM1

 

Y os digo:

Que no, que no me privo…, que no, que no lo hago, que quiero mi imaginación vagando por cielos y senderos del color de los cuentos con los que me crié… y, aunque jamás se cumplieron, ellos me ayudaron a soñar en noches de profundos miedos. En noches tenebrosas, ellos, mis bellos cuentos, me arroparon  con blancas almohadas de plumas que taparon mis ojos de niña  asustada…

Que si, que si, que cojo mi atillo y dejo todo aquello que tenga peso, todo lo que ponga  zancadillas a mi vuelo y cuerdas  a mis  alas.

Me gusta esta cancioncilla que escuchais para caminar hacia donde voy… esta cadencia que transforma y se presta a cierto ritmo, mitad alegre…, mitad inconsciente…

Quiero, mis pies descalzos, sin cordones  o altos tacones… Me han dicho que el arco iris se sube con  manos y  pies, a cuatro patas, como en la primera infancia.

Mis manos, libres, para tocarlo todo a mi paso… para acariciar sonidos, sentimientos y  amores …

Y lo demás… que llegue sólo, que si ha de venir, pues llegará y ha de encontrarme sentada en el camino, libre de negros bultos añadidos, y con los brazos abiertos hacia la nueva aventura de vivir lo desconocido.

Mis amores han quedado prendidos… me esperaran.

Hasta mi regreso, éste y no otro, será mi ritmo.

Llegando a este punto de la existencia, uno se hace preguntas…

Y uno no sabe bien que fue lo que pasó… en que momento del camino entregó el testigo, cómo fue que quedó atrás y ellos se adelantaron en la vida.

Miras sorprendida a  ambos lados. Conoces  de una  forma distinta  el pasado… De alguna manera que no entiendes,  todo comienza a ser un relato extraño, y es entonces, sin saber cómo , comprendes que te sientes perdida .

Te dicen que ya no estas en la onda.

Los pasos, tus pasos, con la mente, se hace más largos, y sonríes  en silencio cuando te hablan de algo. Y es entonces,  cuando un día escuchas y tú repites; “La experiencia es un grado”...

¿ Sí?,

¿ Y cuando ha pasado?…

Sin saber cómo, has quedado en primera línea  y el horizonte ha dejado de ser  lejano.

 

Cojo mi sombreo rojo, el de las locuras a ciertos años, y me lo calo hasta los ojos. Abro la puerta y salgo sin miradas atrás,  nada de tristes  nostalgias ni de culpas arraigadas. Hago recuento de amores y los meto en mi equipaje, ellos  vendrán conmigo en este inquietante viaje.

¿ Los abrazos? 

Con el alma  y a pleno pulmón, cogiendo aire para estrechar a los que quieres  y despedirte en silencio por si  fracasa el invento. Hay que ir preparada para todo. No hacerlo , seria cosa de necios.

¿ Consejos?… serian tantos ¡¡ pero sobre todo, uno, el más  complejo e importante: ¡ Vive el momento!

No desperdicies ni uno sólo de tus instantes en cuentos de negras limitaciones. La vida es tuya, nada de permitir que viejas  brujas  te la amarguen o te la roben. Vive con tus dudas, nada de inamovibles verdades que  aten tus pies y  manos, ellas, las dudas, son la garantía de que tu mente es libre y  lucha y se debate por ampliar horizontes. Ellas te dicen que sigues vivo y sientes la vida.

Si vuelvo, será con ellas… o con otras, que más da.

Si os dicen que me fui, negarlo con  el pensamiento pues será falacia  de cuentos mal contados; Yo seguiré cada noche asomándome a vuestra ventana y seguiréis escuchando el Om del sonido eterno.

 

 

Os dejo con un, “ Hasta la vista”, de amiga y compañera de viaje. Todos, absolutamente todos  habéis sido importantes en este tramo de la vida en el que hemos coincidido. Todos navegando (por no sé ondas) pero, algunos…, habéis sido tan entrañablemente cercanos que os adopte desde el primer instante ( complejo , no resuelto, de gallina). No voy a nombraros, no lo  siento necesario, porque… por una vez, entre nosotros, sobran las palabras… eso si, que os quede presente, el día 4, antes de dormirme, pasare lista y estaréis entre los que vengan conmigo a dormir , esos a los que cuento como algo muy mio… tenéis, un precioso  hueco  en mi corazón.

Y llegó el momento… por un tiempo, os dejo el silencio en mi lugar. Ingreso el día 2  y me dormirán, como a la bella durmiente ( me da la gana  hacerlo cuento) el día 4.

 

rosa en blanco

 

La gente olvidará lo que hiciste y lo que dijiste, pero no  cómo les hiciste sentir. " Ghandi"

(me gusta y me la llevo, menuda soy yo) 

 

 

manos uni

 La noche del viernes, si mi hija no os deja una entrada, ir a casa de Isa (arena), ella os dará noticias, es mi corresponsal de guerra. La he regalado el uniforme de  corresponsal para la ocasión.

 

Me despido con un;

¡¡ Hasta la vista, amigos !!

faltaría más.

Solo por cuatro dias

Psssssssssssssshhhhhh 

Silencio, cierro ventanas y puertas.

Mis flores , resguardadas del aire.

Escapo a contar estrellas  , a reconstruir  sueños y a buscar sirenas.

Me dijeron las lenguas de doble filo que , desde hace días , anda una perdida ¡¡¡

Ya sabia yo

 que la pequeña  estaba  un poco loquilla

y es que:

Puffffff

¡¡  somos una familia!!