Empujando

No sé si la vida corre  o somos nosotros  los que, por  edad ( la pila de años que cargamos), enfermedades, cansancio, vagancia o…. ¡¡ que más da ¡¡¡, nos vamos quedando tan atrás que perdemos de vista todo aquello que nos adelanta.

Particularmente, es decir, yo, la que se mete en la cama conmigo  cada noche, tengo la desagradable sensación de que me estás robado horas al día. Pasan los días, las semanas, el tiempo en general y últimamente, a trompicones de tres o cuatro pasos en uno solo. Empujan, vienen empujando, decía mi abuela….  ¡ ya lo creo que empujan ¡¡ y es de tal manera que si te descuidas  caes de boca.

Todo se convierte en carreras, en un “hay que hacer” constante y continuo,  en un date prisa que viene  no sé quien,  en tenemos que ir a no sé cuantos sitios. Y de  ahí pasamos a no sé cuantas gestiones que han de ser inmediatas : el médico que tiene que volver a verte, un hijo que sufre un percance, nietos que hay que cuidar, el `puñetero Sintron que no deja de moverse, la fiebre que se mete en la cama … ( eso es culpa mía, siempre fui facilona con ella ), la nostalgia que te acogota en plena tarde, la tensión arterial que se desvanece sin previo aviso… obligaciones, limitaciones, deberes, ataques de rebeldía.. ya  fuera de tiempo… y la pena , esa pena  sorda de saberte testigo de enormes cambios obligatorios

La vida tiene eso; cambia la muy jodia .

La mayoría de las veces no somos conscientes o no queremos ver, esos acontecimientos que están dando una vuelta más a la tuerca , pero, hay otros  que son esperados con verdadera ilusión …. ¿ quién no recuerda su boda ?, por ejemplo.  Es un hecho esperado deseado, celebrado ( la gran mayoría de las veces) y que sabemos ha de cambiarlo todo. después están esos otros acontecimientos … la muerte de quien nos lleva de la mano ( un giro terrible en la vida), separaciones, cambios de salud o de algo tan  normal como el trabajo. El caso es que los cambios están ahí y no siempre nos coge con el cuerpo preparado.  Si, queda hablar de un cambio;el final de lo que llamamos criar a los hijos….. frasecita chunga donde las haya. Se van. Así de simple, se van , y tú te quedas con cara de haba cruda.

Empiezas a echar de menos sus zapatillas en el baño, el plato abandonado a su suerte en medio de la encimera de a cocina. El silencio crece, el muy puñetero, las fotografías se mueven para quedar, sin saber como, delante de tu mirada. Si, ya te echo de menos y aún no te has ido; apenas cuento con cinco horas para poder mirarte dormir en tu cama. Te marchas… ya, lo sé, tan solo por un año pero… tu vuelta no me devolverá la niña.  Volverá una mujer con responsabilidades,  que tendrá la mirada  cambiada. La que hoy duerme, mantiene  destellos de inocencia en los ojos y , en las mañanas, se le escapa  algún “mami” de tarde en tarde.

Los hijos…

Sus risas adquieren nuevos registros en la distancia, sus cosas se convierten en preciadas piezas de valor inmenso… los amas con y desde el alma,  y esa distancia  magnifica el amor, los recuerdos, los gestos…

¿ Cómo coño voy a seguir viviendo sin despertar con el sonido de tus movimientos de vida ?

¿ Cómo explicar esta orfandad que ya me hace sentir tu ausencia?

Ni muy lista, ni muy guapa, ni perfecta, ni indispensable… lo sé. Lo dice la sensatez y yo soy sensata. Miento. No encuentran mis ojos, ni mi corazón, persona más integra y leal. No encuentra mi mirada alguien que tenga la mente tan centrada como tú , ni tan coherente las ideas y los  hechos, ni tanta belleza interiormente. Corres, la vida empuja y yo te observo. Me gusta   ver  y sentir  tu fuerza, aunque sea así, empujando.

Buena suerte para el camino que emprendes, hija.

 

 

 

Anuncios

14 comentarios en “Empujando

  1. Gloria, tú que eres como una gallina clueca, vas a echar de menos a María, pero ha de satisfacerte saber que es necesario para ella. Que su futuro depende de estos meses que pase en Barcelona.

    Te mando un entrañable abrazo y, a ella, toda mi admiración.

    PS. A primeros de diciembre iré a Madrid: me hacen abuela por tercera vez!!

  2. Gloria: Se me ocurren infinidad de cosas que suceden naturalmente. Naturalmente que la vida viene empujando, que los días se suceden vertiginosamente y a trompicones, que los hijos emprenden en solitario el vuelo, que aún no se han ido y ya los echamos de menos. Que el aire de nuestra casa es demasiado para nosotros solos, que la ausencia de ruidos es el peor de todos ellos, que… que… que…
    El pensamiento de que María se marcha para seguir labrándose un futuro debe de compensarte de su ausencia.
    Un abrazo muy fuerte por partida doble.

  3. No hay otra, Gloria. La vida siempre nos acaba empujando si no somos capaces de avanzar nosotros mismos.

    Mis mejores deseos para tu hija y un Universo de Bendiciones para las dos.

  4. Gloria, ya verás como esta vida que siempre va empujando se llevará también esta desesperada nostalgia que sientes en este momento. Luego, los reencuentros valdrán la pena en todos los sentidos. Si yo, que no te llego ni a la suela del zapato, he superado la ausencia de mi hijo, que tras 5 años sigue en Irlanda, cómo no vas a superar tu la de tu hija, rica como estás de recursos para sobrevivir por dentro y por fuera…!
    Acompaño tu pena con un abrazo largo y silencioso. No llores. Todo irá muy bien!

  5. Creo que el amor más grande que existe , es el de una madre…porque por mas que la hieran , siempre está dispuesta perdonar y a dar su vida por los hijos.Les damos la vida y sacrificamos nuestra vida por ellos…a pesar de que a veces no sepan corresponder a ese amor. Pero , ese no es tu caso Glória, tú eres afortunada con tus hijos, y yo me alegro por tí. Un abrazo.

  6. Ay ,mi Melli.Qué preciosidad acabas de hacer.
    LA vida cambia y empuja,empuja mucho:
    EL año tiene cuatro estaciones y se renuevan permanentemente.
    EL Otoño al que llegamos ahora se desnuda,caen las hojas,se abre a la ley natural,es su tiempo de recogimiento ,preparándose para la siguiente Primavera brotando fuerte sus tallos y frutos.
    ES el ciclo de la vida !
    Conozco esa sensación del nido vacío ya hace dos años con este.Le echarás de menos mucho.Tendrás que aliarte con la soledad de “buenas maneras”y llorarás también ,Sin embargo,el saber que tu bebé (así llamo yo a la mía cuando se va ),creció,está sana y comienza su tiempo,su Primavera particular, te hace soportarlo mejor .Y…debe de hacerlo SOLA,no puedes SER por ella.
    Me sonrío porque sé que lo sabes,mas debo de decirte lo que pienso y siento.
    María es la hija creció con” tu canto” por eso ella es así,por ello suena a AMOR,por ello será una gran profesional,que como persona ya lo ha demostrado.
    Ahora habalarás con ella muchas veces y serás alumna a su lado.
    Todo va a ir bien!!!!!
    Besucos para María.Ella es una campeona y tú el hada que le pegó las alas .
    Délja que vuele!!
    UN abrazo grande ,grande ,de otra mamá de edad y… con la niña lejos.

  7. No está mal que nos empujen un poquito, por el tema de la inercia propia del ser humano… que sí, que muchas veces andamos flojillos y cansados, pero hay que seguir aunque sea a empujones.

    Un abrazo
    Pablo.

  8. Me ha gustado mucho “siempre he sido facilona para ella”. Es que nos estamos convirtiendo en facilones para un imnumerable número de cosas y no todas recomendables. ¿Crees qué sería posible decir ¡basta!?
    Y sin embargo palpito, dicen nuestros corazones, así que tira y déjate de quejar, ¡me tenéis harto!
    Un abrazo sin más fiebres que las producidas por las mentes calenturientas que nos poseen y que, como locas, van de un sitio a otro sin pedir permiso.

    Espero no haber repetido… comentario

  9. Hola, ola de mar…
    Moverse o perecer en el lugar en el que te encuentras, hemos de correr cuando la vida te empuja o volvernos inmóviles ignorando la petición de la vida de que evoluciones, que saltes , que te arriesgues, que te construyas. Gloria Om, año de cambios para las dos, verdad? Si ella vendrá distinta, quizá aún mucho mejor, seguro que sí. Y tu seguirás ahí para ella, como para el resto de tus polluelos. Suerte y besos a las dos , Gloria, M.
    Un beso,del Aire…

  10. niña……….. no podrías haber expresado mejor todo.. es cierto que las madres observamos la vida de nuestros hijos, y empujando, corriendo o simplemente andando despacito es lo que nos da la vida a nosotros un poco más cada día gloria….

    un beso, me ha encantado esta entrada… será que me has hecho pensar.. voy a dar otro achuchón a los míos que me lo pide el cuerpo ea!

  11. Hoy nos hemos comido las croquetas. No ha quedado ni una. Los bizcochos van desapareciendo en el desayuno. Más lentamente. Los diabéticos no podemos atacarlos. Un abrazo: Joan Josep

  12. Me encantó leerte Gloria. No tengo muchas palabras que decirte, sólo una cosa: La
    eternidad del instante, para poder disfrutar.
    Perdona que te haya leido tarde, pero hoy me he propuesto leer todos los email que tengo, y aparecistes tú, como siempre. A pèsar de la lejanía siempre estamos cerquita una de la otra.
    Te estimo mucho. Perdona que no te escriba como voy, pero ya sabes que me cuesta.
    Tengo ganas de comprarme otro portatil para navidad lo tendré. Con este no me permite escribir comoda porque tengo que pulsar muchas veces y fuertes las teclas y los usb no me van para incorporar un teclado que tengo.
    Te deseo que tengas muchos dias felices. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s