Mi cama y sus ocupantes

Esta es una de esas noches donde nos hemos metido en la cama, la mia, varios entes. El ente mayor , lease yo…. ( jolines, suena fatal eso del ente mayor.Suena a extraterrestre con muchos años y gordo )…. vale, acepto, a pesar de todo, ser ese ente.  El ente del insomnio, el de las reflexiones, el de piernas inquietas y el del cansancio total.

¡¡¡ Que asco ¡¡¡ no quepo en la cama.

Menos mal que, al menos, dejé atrás aquello de las cuatro esquinitas y toda la corte que se metía entre mis sábanas para acompañarme, de no ser así, esto parecería un campo de batalla en pleno tiroteo.

Bien, resuelto; salgo de la pequeña parcela que  había logrado defender a codazos y abro mi ordenador….. uhmmmmmmm no veo las fotos que dicen haberme enviado …..  Hablando de fotos; que maravilla de colección me han traído los chicos. Algunas para premio. Claro que, Galicia ayuda lo suyo. El camino, por lo visto, ha sido fantástico en cuanto a peregrinos y el buen rollo que ya llevaban ellos cuatro. El resto: una estafa. Ni un vaso de agua gratis. según avanzaban de un pueblo a otro, y se acercaban al destino, las rodilleras (las mismas), o las cremas antinflamatorias, subían de 8 en 8 €.  El trato….. de denuncia ¡¡¡ La gente salia escandalizada  y con ganas  de poner a más de uno en su sitio.  Lo venden de forma magnifica, lo que no se cuenta es la gente que abandona decepcionada. No me resisto a dedicar una noche a tan jugoso tema.

En cuanto a la visita papal… siento vergüenza ajena porque no hemos dejado de ser la España de la pandereta… y ¡¡¡¡la cantidad de basura que han dejado por todas partes¡¡¡¡¡

 De tarde en tarde y siempre por motivos que ni busco , ni  deseo,  me sorprendo, me observo  quieta y con la mirada vuelta hacia el pasado, en un ataque nostálgico por aquella Glorita confiada..    ¡¡he cambiado tanto ¡¡

Una tras otras han ido cayendo las vendas que cubrían mis ojos… los silencios se hacen cada vez más necesarios, la metamorfosis sigue su curso, mi corazón ralentiza  sus pulsaciones y mis sensaciones se adormecen. Los ciclos siguen avanzando.

Lo que nos cuentan

Escribir un titulo, con algo de acierto, a las 5;23  de la madrugada, se las trae. Y se las trae , mucho más, escribir lo que nuestra cabeza nos cuenta. Pobre mía, me refiero a la cabeza, entre lo que la contaron , lo que yo la explico, lo leído,  lo visto y lo vivido…. ah, por favor, no podemos olvidar  lo inventado ( es lo que más me atrae), que lío tan espantoso ha de tener encima.

Lo ruego, ser benevolentes con las ausencias de acentos y otros despistes… solo intento dar señales de vida, de que todo marcha  y… bueno, eso… más o menos.

 

Llueve en la madrugada silenciosa.

 

Llueve en esta madrugada de agosto. Llueve en la noche de Madrid, y  es un placer sentir sobre la piel el fresco aire que entra por la ventana. Amo estas noches.

Durante unos dias  el  silencio ha sido el dueño y señor de este espacio. Dias de viaje a la playa, de pequeñas obras en casa, de misterios que, traviesos, vinieron a susurrar ideas en mi oido….
Y yo, serena y tranquila, dejo pasar el tiempo y los días. Llegara ese fin de verano que dará , como a un calcetin, un cambio total a mi vida, y, espero, me regalará noches fresquitas de sabana. Sueño con ellas.