Las babas del diablo y otras cosas

Amanece…

Frijolito  comienza su revoloteo entre las ramas. Despierta contento en su ppequeño y nuevo mundo frente a la ventana. Comienza en su importante tarea de dar saltitos de palo en palo. ” Casi” se siente libre. Su vida en esta casa está libre de barrotes. Las plumas de su colita, crecen. Volverá a la Libertad cuando el sol comience a templar el aire. Buen momento para semejante paseo hacia el futuro.

Abro la pequeña pantalla del ordenador, y me saluda Cortázar que , paciente, me esperaba desde anoche.

 Las babas del diablo. Con una sonrisa y pensando en que a las 11 tengo cita con el doctor…

“De repente me pregunto por qué tengo que contar esto, pero si uno empezara a preguntarse por qué hace todo lo que hace, si uno se preguntara solamente por qué acepta una invitación a cenar (ahora pasa una paloma, y me parece que un gorrión) o por qué cuando alguien nos ha contado un buen cuento, en seguida empieza como una cosquilla en el estómago y no se está tranquilo hasta entrar en la oficina de al lado y contar a su vez el cuento; recién entonces uno está bien, está contento y puede volverse a su trabajo. Que yo sepa nadie ha explicado esto, de manera que lo mejor es dejarse de pudores y porque al fin y al cabo nadie se averguenza de respirar o de ponerse los zapatos; son cosas, que se hacen, y cuando pasa algo raro, cuando dentro del zapato encontramos una araña o al respirar se siente como un vidrio roto, entonces hay que contar lo que pasa, contarlo a los muchachos de la médico. Ay, doctor, cada vez que respiro… Siempre contarlo,siempre quitarse esa cosquilla molesta del estómago”.

Pienso en el pudor que me puede… si, claro que existen pudores en esta mujer que parece contarlo todo… Cuesta hablar del cansancio.

Existe un cansancio del que no se puede hablar con el médico.

Y hablando de cansancio… y admiración. Mi  profundo respeto por esos hombres y mujeres que despues de sentir como se abrió la Tierra bajo sus pies y ser barridos por un tsunami, mantienen una relativa calma el respeto de no llorar a gritos para no aumentar el dolor de quienes sufren a su lado.  Que duda cabe, es otra cultura, otra forma de entender la convivencia desde un  respeto por el otro. En una tertulia radiofónica hablaban del estupor que les causaba  la ausencia de pillaje y la no subida de los precios. Se manifestaban  asombrados ante las colas interminables para poder comprar agua y alimentos, sabiendo que las reservas  estaban llegando a su fin…  Lo dicho, no encuentro palabras para describir la  admiración  que me hacen sentir. Mi inclinación ante ellos.

Anuncios

9 comentarios en “Las babas del diablo y otras cosas

  1. Lo primero darte la bienvenida, echaba de menos tu forma de escribir, tu manera de contar las cosas como sin decir nada… aunque digas mucho
    No he leído mucho a Cortazar pero me gusta lo que nos dejas y es que ¿nos hacemos tantas preguntas? es curioso que, a pesar del paso de los años las preguntas no disminuyen, aunque sigamos sin respuesta para tantas de ellas!!!

    Estoy de acuerdo en lo que dices sobre las mujeres y los homnbres japoneses, es algo que destaca todo el mundo y que nos llama tanto la atención, seguramente porque nuestra cultura y la suya no tienen nada que ver y yo creo que esa forma de actuar tiene mucho que ver con su cultura y con la forma de ver la vida a través de ella, algo deberíamos aprender de ellos, sobre todo en cuanto al respeto que sienten por los demás, eso incluye el no pillaje y la aparente conformidad ante las desgracias

    Un besazo grande grande y no nos dejes durante tanto tiempo ¿vale? Ya sabes que te queremos y disfrutamos con tus historias

  2. Esa es mi Glória…la que que escribe como siente las cosas…y sabes , creo y te doy la razón en lo de que …”hay un cansancio del que no se puede hablar con el médico”. Es un cansancio íntimo…hondo…que forma parte de nuestro bagaje vivido, y que es intransferible, y casi siempre incomprensible para los demás…Los japoneses nos dan una buena lección de resisténcia, serenidad, y aceptación ante las tragedias, como las que están sufriendo. Cada cultura tiene una manera diferente de afrontar la vida y la muerte.Un abrazo super grande para tí Glória.

  3. Tus silencios, siempre llenos de hermoso color, respiran Vida y tanto respeto hacia los demás que yo me inclino ante ellos con mucho cariño y serenidad. Gloria, gracias por estos regalos tuyos que amueblan el alma de tierna humanidad… (son como soplos de aire fresco que nos renuevan y nos permiten seguir caminando) ¡Cuidate! te quiero mucho, porque eres un Solecito bueno y generoso con todos. GRACIAS POR SER… y brillar a pesar de todo¡¡¡¡
    Besitos de colores como sonrisas de primavera en los frutales…

  4. Hola Gloria, es importante compartir con los demas, los cuentos, los chistes, y los acontecimientos, no normales¨que le puedan suceder ha uno, pues siendo extrovertido ayuda ha rerlajarse sicologicamente.
    Pero cuando todos tenemos los mismos problemas, y sufrimos el mismo calvarió: es mas inteligente callarse y no decir nada,sin escandalizar ha nadie, porque si lo hicieras: serias reo del primer trancazo.

    La sociedad japonesa es mas disciplinada, por lo tanto mas adelantada, como sociedad y como pueblo, manteniendo la moral y la dignidad y aqui no caven religiones, ni morales fanaticas, es la filosofia del que no quieras para ti: no lo quieras para nadie. Un abrazo Gloria,

  5. Celebro que Frijolito esté recuperando las plumas que le fueron quitadas.
    Me gusta la lectura de Cortazar que nos dejas sobre la necesidad de comunicar aquello que nos afecta.
    En cuando a la forma de afrontar la situación tan adversa en la que se encuentran del pueblo japonés, es una lógica consecuencia de la preponderancia del concepto de grupo, de sociedad que tienen, sobre los intereses individuales. Es algo característico de muchas culturas orientales y que creo forma parte de su herencia genética. Mi última entrada, tambien trata sobre esto.
    Un fuerte abrazo (también de Toñi :)).
    http://www.desgranandomomentos.blogspot.com

  6. Que sepas que te pienso, aunque apenas tenga tiempo material para pasarme por los blogs!!.. Un Tierno e intenso Abrazo, Gloria

  7. Frijolito…cansancio…Cortazar…me quedo con los japoneses. Simplemente es otra cultura, de la que tenemos que aprender. un abrazo: Joan Josep

  8. No veo ultimamente la mitad de las actualizaciones de contactos, y me he dado una vuelta por los perfiles.
    Es bueno contar y sacar afuera siempre y cuando se necesite, pues claro que si.
    En cuanto a lo de los japones, de acuerdo y respeto también por mi parte.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s