Para terminar el viejo y dar comienzo al nuevo año: Puntualicemos

LA GENTE QUE ME GUSTA, por Mario Benedetti

  

Primero que todo

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace en menos tiempo de lo esperado.

Me gusta la gente con capacidad para medir las consecuencias de sus acciones, la gente que no deja las soluciones al azar.

Me gusta la gente estricta con su gente y consigo misma, pero que no pierda de vista que somos humanos y nos podemos equivocar.

Me gusta la gente que piensa que el trabajo en equipo, entre amigos, produce más que los caóticos esfuerzos individuales.

Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría.

Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos serenos y razonables.

Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza de reconocer que no sabe algo o que se equivocó.

Me gusta la gente que al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente; a éstos los llamo mis amigos.

Me gusta la gente fiel y persistente, que no fallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente que trabaja por resultados. Con gente como esa, me comprometo a lo que sea, ya que con haber tenido esa gente a mi lado me doy por bien retribuido.

Mario Benedetti

 

 

Anuncios

Para ti, si, ese que entra y lee, con todos mis deseos de paz y superación.

http://www.cinetube.es/documentales/ciencia-y-tecnologia/ver-documental-y-tu-que-sabes.html

Os dejo algo, importante, para ver en estos días de vacaciones.,

Es mi forma de felicitaros, a todos, por estas fiestas familiares y de buena voluntad.

Es algo que, después de mucho meditar, he cambiado por la imagen  del árbol navideño, del papa Noel, o  el Belen de siempre.

No he encontrado mejor manera para explicar lo mucho que valemos los unos para los otros, y lo importantes que sois todos, ¡¡TODOS ¡¡ para mi.

Con diferentes ideas sobre la vida y la forma de vivír. Con experiencias opuestas, porque eso es una cuestión de suerte al nacer, con religiones contrarias o no tan contrarias, ya que a veces, es cuestión de falta de información, por ambas partes…

Lo que si es una gran verdad es que todos somos compañeros de viaje y sin todos y cada uno de vosotros, mi vida no tendría el hermoso sentido que tiene hoy.

Espero que los que tengais la paciencia de verlo, salgais con el espiritu y la esperanza en el hombre que logré yo.

Besos de paz para todos… ¡¡ TODOS¡¡¡, hasta los silenciosos que pasan sin dejar huella.

Recetas sencillas para comidas especiales.

¿ Qué días verdad? Las mujeres me van a entender. Vueltas y vueltas para encontrar un menú que se ajuste al presupuesto… Extras para añadir a la cena… aperitivos, salsas… horas de cocina, comensales que fallan o se “pegan”. La carne que no se estira, primeros platos que parezcan “algo” más que la triste col de todos los días… Pero, como siempre, hay soluciones. Busquen dos seres desamparados y perdidos. Aliméntalos, con buenos alimentos, durante dos años y algunos meses. LLegado  el día 24 de diciembre… Ale, no hacen falta más palabras. Una imagen vale por todo: Cena de la niña y mía.

Vale, tal vez  no podamos hacerlo pero, podemos sonreir con la idea y de esta forma añadimos azúcar a las tonterias que escuchamos.

¿ Voy a por un café  largo de leche ?

 ¿ Se apunta alguno?

¡¡¡¡ Hice rosquillas !!!

Mitad cuento, mitad…

 

Te voy a contar un secreto… ¿ Prometes guardar silencio y no andar “cascandolo” por ahí?

 Es un secreto-cuento. Es mitad cuento, mitad hecho. Es un hecho inspirado por espíritu navideño y la magia que habita en casa.  Un cuento-secreto que invita a pensar en silencio y con los ojos cerrados, para abrigar los sentimientos que tienen que nacer

Comienza en uno de esos días, muchos más de los que se cuentan, en los que no se puede salir de casa. ¿ Motivos? Pufffff ¡ muchos más de los que caben en esta pagina ¡. En esos días, mientras paso la mopa por el suelo, hago las camas, friego los platos, pongo la lavadora, recojo los trastos, preparo la comida, empaqueto las croquetas de jamón que congelo y vendo, anoto los masajes que vendrán a la tarde, tiendo, busco …. vaya, para acortar la lista, mientras hago mis tareas de mañana, de rato en rato, “alguien”, por la espalda, me da un toque en el hombro y, seductora, me susurra al oído.

“Alguien”, es una vieja amiga. Creo que tiene… si, no creo errar mucho; unos tres o cuatro años menos que yo. Tal vez menos pero, es presumida con esto de la edad, y no quiero que la de un berrinche, así que, la concedo el beneficio de la duda.

“Alguien”, es generosa conmigo y buena amiga. Jamás me dejo sola, ni en los peores momentos. Ni en las largas temporadas de hospitales, ni en los malos tragos, ni… bueno, eso, que nunca se ha ido de casa, cosa que me llena de satisfacción y me emociona. Acurrucada no ocupa mucho; se amolda y ajusta a cualquier rincón y, para colmo, su presencia no tiene efectos negativos para con nadie. ES invisible a  ojos ajenos y cotillas Pero, para aquellos que la vemos,  ilumina el lugar donde se encuentra. ¿ Su nombre? Magia.

Pues eso, que Magia me interrumpe a cada rato y me invita a hacer escapadas por el Bosque. Mi Bosque de Hadas. Como tengo confesado mi debilidad  con las tentaciones… me resisto poco y …

¡Salto por la ventana y escapo en vuelos placenteros de su mano! ( lo de saltar por la ventana es una locura fantastica). Imaginación,esa pequeña e inseparable amiga, traviesa y rápida, nos conduce al pequeño claro donde bailan.  Miedo con Optimismo,Enfermedad con Esperanza, alegría con Ilusión, Cáncer, con Rabia, y… un poco más allá, siempre a su aire sin cuerdas que los amárren, bailaban  felices, sueltos y con saltos,  Amor, Felicidad, Voluntad,  Amistad, Afecto, Libertad, Inocencia y Candor.

Como siempre, sentadas en sus sillas oscuras, y con ganas de que las saquen a la “pista” cualquier despistado que ande perdido, están, con cara de circustancias; Pena, Tristeza, Envidia, Nostalgia y Angustia. Elegantes con sus vestidos negros, como exige un fondo de armario que se precie, y esté a la altura de los cánones de la elegancia. Nostalgia y Angustia llevaban mantilla y peineta. Son las más cursis.

Mientras dura el vuelo, y mis ojos se complacen con el maravilloso paisaje por el que nos conduce Sentimientos, pienso en los años que hace que no presto atención a Espíritu de las Fiestas…. Ya, mil excusas salen de la manga, de los bolsillos aparecen documentos que acreditan a estas… la economía, la salud, los años, la fatiga, el trabajo, la falta de fuerzas…

¡¡ Coño, y que a nadie le importan un carajo si no viene con saco de regalos ¡¡¡

¡¡¡Psssssss, silencio¡¡¡ Llegan a mis oídos palabras…. una conversación mantenida a mucha distancia…

Elena, a sus seis años , con  una historia pequeña pero llena de grietas, con golpes que dejaron marca en su linda cara de niña inteligente e inquieta, habla, pregunta nerviosa a su joven madre, y otras personas…

 “¿ De verdad vamos a ir esta Nochebuena  a la casa mágica? ¿Y a comer croquetas de la abu… , bueno del Hada mayor que vive con las hadas y los duendes? Yo quiero ir a verla y ver sus ” bichos”… ¡Si!, esa casa  es mágica ¡¡ no ves que los perros no hacen nada a Pollo, y Pollo es una paloma “

Abro los ojos. Dejo el vuelo y corro a buscar mi uniforme de Hada Mayor…. un buen enjabonado, un poco de plancha y, a ocuparme de los adornos que duermen en cajas desde hace años. Hay que colocar bolas de colores, y su nombre en la puerta de la entrada.

 Renace, resucita de nuevo la ilusión en la magia de esta casa. Elena, cree en ella, la necesita y busca una abu… quiero decir un Hada Mayor que la lleve de la mano hacia ese mundo. Aún cuando este sueño sea loco; mi mano esta tendida y preparada.

 

 

Sin luz y en silencio

Desde hace tres días, la luz se va, se evapora en la nada y nos deja, a todo el bloque, sumidos en un extraño y desconocido silencio.

 Si, se hace extraño este silencio al que ya no estamos acostumbrados. Todo se sumerge en las tinieblas y nos deja a solas con el sonido de nuestros pensamientos.

Nuestros sentidos, prestos, se abren y nos alertan.

Me gusta la luz de las velas y dejar volar mi imaginación. Pensar que nuestros antepasados no disponían de otra luz cuando la noche se venia encima. El tiempo se relentiza y anima a largas conversaciones con las personas que nos rodean. La oscuridad nos predispone y anima para abrir el alma y contar secretos…

Silencio… los sentimientos abren puertas , los miedos se instalan, los monstruos que habitan bajo las camas reptan para tomar posesión de lo que nos rodea. Los ruidos inexplicables se alían contra nosotros y la imaginación abre paso a los cuentos aprendidos.

Mi cama, mis sabanas y el calor de mis mantas me abren los brazos; ” Corre, deja que re arrope y cierra los ojos con fuerza. Nada podrá tocarte si estas bajo nuestra protección”…

Sonrío y busco la paz que durante años he tejido en el alma y la conciencia; nada me espanta. La oscuridad y el silencio se han hecho mis amigos…

¡¡¡ Me cachis ¡¡ la luz a vuelto.

Comienzo el día de la violencia y…

 

Pollo, ahora. ( Guapa, eh?)

Poolo ahora ( guapa, eh ?)  Asi llegó en el mes de junio

Con Nuca

 Con Suerte, en la cama de la primera

Ando pachucha, es decir, malita. La garganta, la voz que se  quiere ir de vacaciones, la fiebre que se empeña en meterse en la cama conmigo… y, mira por donde, entre sueño y sueño, en ese ratito en el que el gelocatil hacia su efecto, oigo en la tele que hoy es un día especial; El Día de la Violencia de Genero… o Domestica, que viene a decir lo mismo.

Se comentaba los muchos casos que no se denuncian y la vergüenza que genera el haber sido victima de este problema. Es cierto, el que más y el que menos tapa esta fase, etapa, problema o como queramos llamarlo, de nuestras vidas. El maltratador consigue que su victima se sienta culpable. ¡¡¡ Ay que jorobarse ¡¡¡

Y ahí me quedé, en una exclamación que refleja la rabia e indignación que el tema me produce. La fiebre, la tos y el malestar general que me embargaba, pararon a mis musas. Hoy, cuando los antibióticos y las horas de cama han logrado los efectos deseados, vuelvo a escribir , pero no es momento de retomar el tema; lo dejo para mejor ocasión  aunque, eso si, me declaro mujer y niña maltratada, durante muchos años.  Ya hablaré de ello.

Contenta por haber logrado sacar fotos del móvil, vengo, rauda y veloz, a presentaros  mi “princesa” particular. Todos sabéis de su existencia bajo mi techo, y de alguna pequeña anécdota con la que enternece mi corazón. Acude a nuestra llamada, duerme la siesta sobre mi, y ha logrado congraciarse hasta con sus enemigas naturales. Es un pedacito de vida que me regala la madre Tierra.