Repasos

Por fin vuelvo a entrar  Om. Esta vez desde la ventana “grande” , es decir, sin que mis ojos hagan malabarismos para lograr leer unas letras pequeñísimas en el pequeño portatil. Me gusta la claridad de esta nueva casa. Me da sensación de aire nuevo y fresco.

Sobre mi hombro, mi amiga Curiosidad. Sobre mi corazón, mi inseparable amigo Sentimiento. La primera, me susurra al oído que haga un pequeño repaso de lo escrito hace un año….  Sentimiento… pobre mio, me ha pedido que deje de hacer viajes al pasado. Lo pasa mal recordando.

Pero, yo, siempre sacando lo hermoso que es bailar entre la Nostalgia, he recordado promesas y ternuras guardas. He arropado con cariño y amor,  y he besado recuerdos que jamás serán olvidados.

Desde hace días mi casa ha sido, una vez más, parada y fonda de personas que quiero. Me “roban“…. lo diremos de otra forma; me han ocupado  el tiempo que dedico a entrar en mis “conversaciones con mi yo” y, para no mentir; estas ocupaciones sorpresa, no  esperadas, no programadas, me dejan un poco coja, un poco des-colocada…  Me dejan la clara constancia de que me voy haciendo mayor…. o…. ( cuesta decirlo) vieja.

Un par de días  atrás, ( más o menos) vi un programa en la televisión en el que se hacía un repaso sobre música de  50 años hacia  el presente.  Al ver el titulo, (“despistada” que andaba una), me dije: ” Ni de coña vas a conocer esas canciones“. ¿ No las iba a conocer? .  ¡¡¡Todas y cada una!!!!. Que momentazo ¡¡ como dicen ahora. Fue inenarrable  e indescriptible la fuerza que pusieron en mi sangre. Por unos instantes, solo unos instantes, pude sentir , con la misma fuerza, el enorme impulso  y sentimiento que ha dirigido mi vida    desde siempre, y que ahora andan escondiéndose bajo los muebles. 

Sin lamentaciones. Así ha de ser. Sería espantoso que nuestro cuerpo se fuese “achicando”, y nuestro espíritu andase por la vida como un cantamañanas de veinticinco años. Un lindo, vibrante, feliz, osado, fogoso y loco cantamañana, que siempre vamos a echar de menos.

Bueno, he de confesar que una pequeña parte de esa locura si queda en este cuerpo. Tengo pruebas.      ¿ Quién acepta un pichón de paloma, libre, por su casa ? Pues…  solo los locos que saben ver la ternura  que un pequeño animal alado nos regala.  Un pequeño “bicho” que corre a recibirme por la mañana. Que te sigue, con carreras, que no con vuelos, por el pasillo, para ir de una habitación a otra. Busca el estár sobre el hombro cuando  ves la tele o escribes, y duerme la siesta sobre tu  cadera porque no quiere quedarse solo.  De locos es  conseguir que dos perros y una paloma se crucen por el pasillo o duerman en la misma  colchoneta. Y, no digo nada cuando los tres, sentados, esperan     a la hora de la comida, a que se les regale un trocito de nuestras viandas. Pequeñas capsulas de amor que la vida regala a locos que saben verlas.

Él, es Pollo.

Anuncios

El día

 

El día no ha estado mal. Nada mal.  De esos que ponemos en el cajón de los buenos.  He despertado en un día soleado, las noticias han sido buenas, el trabajo me ha buscado, el pan ha sido bueno y tierno, mis amigos están atentos a los movimientos que nos zarandean en la vida, mis “bichos” me quieren, mi salud responde….

 La vida se ha tomado un café conmigo, y yo, le puse porras para alargar el momento.

Cabezota, y más

 

Lo primero , es lo primero:

Lo dije, y el que avisa , no es traidor ( lo decía mi madre y a mi me sonaba a amenaza, a chulería y provocación … )

 No  se me puede ver en estos momentos y atraves de la pantalla… ¡¡ es una suerte!! Estas horas no son las apropiadas para contemplar a alguien que se parte de risa en una cama. Me estoy imaginando a una madre y tres micos pequeñajos arrinconados por la voz que pronuncia estas palabras…..

Vaya, la risa se ha parado en seco. La verdad, no tenia ninguna gracia.

Pero, si mi noche, si mi lucha, y, si, este dichoso cambio que intentamos hacer. Hoy, alguien me ha dicho que no había forma de dejarme comentarios …. hasta la madrugada no he podido comprobar y ver de lo que me estaba hablando. Pido perdón de antemano pero…. ¡¡¡La madre que los parió !!! ¿ donde canicas han puesto la opción para que toda palabra que aparezca en mi casa sea en castellano ? Palabra que he visto algún comen …. melli, Joan, Anyi, Gotas…. y los he aprobado ¡¡¡ pero…. se han quedado en no se que parte.

He buscado la forma de que no tengan que pasar por mi aprobación… ( la verdad es que me importa un pimiento que otras personas me riñan por lo que cuento. Me gusta saber lo que piensan los demás y es mi forma de mostrar respeto ) pero, no sé si he logrado algo. Lo de leer con traductor, me parte el rollo.

también he tenido el clásico momento de enviar todo a la porra…. Claro que si ¿ y quién no con tanta dificultad por medio y teniendo en la mano Bloger ? Pero… he dicho que no pienso tirar toallas y no voy a permitirme ni que roce el suelo. Tengo que demostrar a alguien que llevo en mi alma que, si uno se empeña, sale hasta del infierno.

Creo tener un cajón de paciencia. Voy a buscar por los altillos para ver si logro encontrarlo y empiezo a gastarla. Las cosas que guardamos mucho tiempo corren el riesgo de hacerse rancias.

Un par de renglones merece mi Pollo. Sigue en casa… a Pipi, el pequeño gorrioncillo, le abrimos la puerta de la jaula y se despidió con un majestuoso vuelo a nuestra salud. Pero , él, mi Pollo, sigue a nuestro lado. Va para los tres meses y medio.

¿ Como explico que es un pichón cariñoso ? ¡¡¡ lo ves, ya tienen la sonrisa puesta ¡¡ Vale, pues no cuento que   a la hora de comer, mi hija y yo, las tres; Nuca, Suerte y Pollo, se sientan frente a nosotras, las tres juntas, y esperan a que se les de un trocito de lo que sea ( Pollo, solo acepta migas de pan , jolin, para eso es paloma y las otras perros) Ah ¡¡¡ y no está en jaula, duerme la siesta conmigo o con Maria,  (donde le haga más gracia en el día) y…. no, no es como se quiera imaginar; duerme encima del brazo o el muslo, depende de la postura que haya adoptado la durmiente.

Lo dich0; es cariñosa, aunque sea paloma.

Un, SI, para empezar

Metida de lleno en el día después, con susto en el cuerpo al abrir su nueva casa, y, como en la vida real,   se encontró perdida y desorientada al ver el panorama que tiene encima.

No saber ingles, es un punto en  contra. Todo viene en ese idioma.

Sobran espacios, faltan muebles…. pintar las paredes vale una “pasta” (no sabe si creerselo, hoy es un día para sentirse “ida”) Suspira. Todo está en marcha. Todo sea que no haya conseguido colgar los comentarios, y que la próxima entrada no aparezca, que no de pie con bola, y… ¡¡ importa poco, ya aparecerán las soluciones, por si solas ¡¡

Lo tiene bien pensado: por nada del mundo un paso atrás; ni para coger carrerilla.

Ha sido  grande y optimista este bendito primer día  . Ha sido el primer día de una nueva vida… A sido el comienzo de una sonrisa y el cerrojazo al pesimismo.. La cordura le murmura que no se mire  al espejo; seguro que pinta cara de boba .

Sabe que la madrugada depositó un regalo en su almohada. Una nueva visión de la vida y la determinación para dar ese giro que estaba necesitando.

Ha sido un día hermoso. Un día de nervios y lágrimas, pero hermoso, emocionante y feliz, como para añadirlo a la lista de aquellos en los que nacieron sus hijos. Importante, inolvidable y sumamente emocionante por las personas que acudieron sin previo aviso . Por la ternura que muchos ofrecieron para arroparlas.

 Hubo que estirar la comida al máximo. La “mesa” crecía en comensales y cada cuarto de hora había que añadir un plato. Eso si,  ella no pudo probar bocado; dichosos nervios que hicieron  un nudo en su estomago.

La madrugada del tres al cuatro, mantuvo una conversación con su hija:

“No pasa nada si no lo consigues, nadie va a juzgarte por ello, pero, quiero que sepas que en casa se ha colado un hada de incógnito y vino a traernos suerte. Es tu hada madrina, con alas y todo, lo que pasa es que, nosotras,  no hemos andado listas y , confundidas en un principio, no hemos sabido reconocerla. Por eso le hemos puesto por nombre, Pollo”

Se dibujaba una sonrisa en su rostro. Sonreía , su cara volvió a ser  la de aquella niña que se dejaba seducir por los cuentos que su madre la contaba.  Al salir de casa, sus ojos buscaron a la paloma y en un susurro complice le envió una petición:

” Dame suerte hadita” … Levantando la voz se dirigió a su madre: ” Mamá, pídele a Joan que hable con su “fontanero”….

Pasadas unas horas, volvió a pedirla  : ” Llamale, dale las gracias y  dile que tiene un buen enchufe, aunque él no crea en el Tapa- agujeros “.

Un cambio de actitud, la determinación de un giro de 180 grados, el llegar al pleno convencimiento de que ha de ser el talante el que nos despierte bien cada mañana…

Cenar, no se ha cenado pero…. los vecinos cuentan que han oído el sonido inconfundible  que se produce al  abrir una botella de buen cava.

Claro que, ya se sabe como son los vecinos.

 

Para un comienzo

 Porfi, si algún alma se siente generosa y con ganas de ayudar que me eche una mano con esto de poner color, colgar los comentarios sin pasar por le censura previa y…. en fin, facilitar la convivencia con este rincón nuevo. Sobre todo, que al abrir no este todo en ingles. Me pierdo ¡¡¡

Un día de grandes cambios

 
 
Bien, da comienzo.
 
Mi mente, mi ceerebro, mi cabeza… como queramos llamarlo; es lo más poderoso que tengo, y la doy licencia para que actué en libertad total.
Ella, está cansada de tanta carga y tanta idea equivocada. Harta de cargar con "bichines" busca hacer limpieza en los rincones y recovecos; la dejo.
 Caeran cosas…
 ¿ quién lo duda?
 pero, abrira espacios, despejará miedos, triturará vejestorios que impedian el paso hacia un horizonte nuevo.
Despojarse de lo que consideramos nuestro; duele… diría que duele un huevo.
 Por eso andamos a cuatro patas, asustados por lo arriesgado de la postura.
¡¡Al diablo con todo ello!!
Lo que se pierda en el camino, es inevitable, lo sentiré. Lo que tira mi conciencia, bien tirado está.
Hoy, dia 4 de octubre, se vive un día especial en este hogar. La vida va a cambiar y no será gracias a un evento social.
Cambia porque gana el esfuerzo, la dedicación, lo bueno que existe en nosotros, por el agua limpia que lava nuestra mirada, por el amor  existe, aún cuando, ciegos, nos empeñamos en no verlo.
Se abren espacios y puertas para que entre lo mejor de la vida, y la vida misma, aunque la puñetera sea un misterio de complicaciones y retos.
Todo va a salir bien, lo sé. Saldrá bien porque  siempre he luchado por ello y porque sé que, aunque de vez en cuando el miedo se  escape, le pondré la correa que guardo, haré una pausa de silencio y, sacudiendome,volveré a la lucha.
Para empezar el giro en este día, comenzamos con el cambio de espacio.
De momento hago el traslado, despues, colocaré las flores, encendenré el fuego, pondré mantas que abriguen a los amigos y, sobre la mesa, se iran colocando  las tazas con el pan y la mantequilla. El café, se servirá a medida que vayan llegando.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El laberinto de las emociones

 
 
 
 
 
 Me gustan los silencios que pide el cuerpo. Y me gustan, y disfruto, esos  espacios "muertos" que, de vez en cuando, nos reclama el tiempo.
 Son maravillosamente nuestros. Anárquicos y ajustados a nuestro ritmo para manejarlos a nuestro antojo.
Me gusta esa tonta sensación de creer que hacemos lo que nos viene en gana, aún cuando se nos  dibuja una sonrisa en el rostro al saber que pisando senderos viejos y desgastados. 
En esos momentos me concedo… ( mi cabeza, en su tonta manía de aplicar razonamientos, me mira incrédula), un "reino" de anarquía.
 
Hay noches especiales en las que el corazón hace un silencio. La mirada se asoma a un vacío y , sin saber como, el ritmo de la vida cambia.
Se abre un paréntesis  y el silencio se hace dueño y señor del territorio.
 
La vida no calla, la mente  no descansa, pero… aceptamos, de buen grado, entrar en la burbuja que nos aparta y aisla del "ruido".
 
Desnudos, y a solas con nosotros; Observamos, si es posible, sin ser vistos y, sin querer reconocernos cotillas. Nada escapa a nuestra mirada pero, volvemos la cara … lo que vemos no es precisamente edificante.  Y es entonces cuando nos decimos que así es la vida, que el hombre es débil y que nada está en nuestras manos.
¿ Existe mejor salida?
 
Cientos  de diminutas e insignificantes hormigas que se afana por correr de un lado a otro. Todos con  importante destino. Todos con  misiones de enorme importancia que han de solucionar de forma rápida… aunque en su apresurado caminar, pisen la cabeza del  compañero que quedó en la cuneta. Es igual, da lo mismo, el caso es cumplir el objetivo.
Se escuchan voces con tono alto. Rápidas, atropelladas,violentas, agresivas…
Otras; tibias, desganadas, sibilinas…
Unas , cargadas de "verdades" aprendidas. Otras, como viejas  cotorras acusicas, poniendo verde a todo lo que no coincida con la ignorancia conducida.
Por dos segundos de  "gloria" podemos disparar a matar, no con armas, eso tiene "reprimenda", pero… manejamos, de forma magistral, los silencios, la indiferencia, los olvidos… la lengua.  
Maestros en nuestras mentiras, manejamos la palabra, los sentimientos ajenos, las excusas, la justicia de andar por casa, los buenos propósitos que exponemos en publico, la conciencia…
Y, poco a poco, nos acostumbramos a manejar ese  laborioso laberinto de emociones que nos fabricamos a medida que nuestra vida avanza y al que tenemos un miedo… que no nos atrevemos a confesar.
 
No podemos cambiar nuestros miedos si no hablamos de ellos, si no hacemos un ejercicio serio para cambiar nuestra mente y lo que no fue, convenientemente, aprendido.
Nunca es tarde para buscar las herramientas, emplearlas, y que den un giro a nuestra vida.
Mi santo y seña, desde este momento: ¡¡ Fuera el miedo !!… a todo.
 
 
.