Graduación II

 Y…

A las 4:00 aún leía Leonor de Aquitania, a las 8:00,  estaba en pie.

Bizcocho para mi nuera, merluza al vapor, para comer. Todo preparado para la vuelta. A las 10:45, mi hijo Juan me llama y me comente: Mamá, has quedado con tus compis a las 11:15 ¿ qué haces aún en casa? Jajajajjjaaja  ¡ madre mía, lo había olvidado…

En fin, un poco antes de las 12:00 ya estaba en la cafetería de la uni.  Chicos, ¡ que nervios ¡ y que guapos estábamos todos. Puedo contaros  algo de los ensayos y mi espanto después, al ver que mis hijos  se retrasaban.  Unos minutos antes del comienzo  he visto entrar  a mi prole…  Mi hija mayor, Esther, me ha dado la sorpresa de venir con su marido y su hija , mi nieta Sandra. La muy ladina  se lo tenia callado y lo bueno es que a pesar de haber hablado con ellos por teléfono, no sé cuantas veces,  todos  estaban compinchados para darme la sorpresa y no han soltado ni media palabra. Ahí, me ha podido la emoción. Ha sido grande verles entrar a todos, mirándome y sus sonrisas de complicidad. Solo a faltado uno, el mayor. Daniel, hoy tenia trabajo y me ha enviado un beso con sus hermanos.

Y…

¿ Que os cuento? ¿ La mirada de mis hijos,  cuando después de recoger mi titulo los he mirado? , ¿ La carita de mi nieta, que me seguía con los ojitos abiertos? , ¿ Su abrazo a la salida? ¿ Lo orgullosa que me he sentido de ellos? ¿ Los recuerdos que se han amontonado?

He sentido la ausencia de amigos que me hubiesen gustado a mi lado.

He pensado en personas que hoy creí que estarían conmigo.

Se han hecho presentes personas  que están muy lejos de mi vida…

En fin, no ha terminado, estoy dispuesta a seguir, a ir mucho más lejos, de momento, el domingo acudiré a recoger mi premio en el concurso de cuentos. Mis hijos, al pedir su presencia para este otro evento me han dicho: “ Mamá, por favor, controlate, que has  cogido carrerilla y nos vas a tener en jaque lo que te resta de vida”. ¿ Sinceramente? ¡Eso espero ¡

Lo prometido es deuda y yo siempre cumplo mis promesas. Os dejo alguna fotografía. ( Mis hijos, a la vuelta, haciendo el gamberro)

 

Graduación

No quiero que los que hoy vengan a visitarme, se lleven una imagen furiosa de  Om. Hoy, no. Hoy, cuando vosotros  me estéis leyendo,  yo estaré  recibiendo el diploma que acredita  mi asistencia a clase, durante tres años, en la universidad Carlos III.

Sé que muchos de los que os acercáis a este rincón, (algo que agradezco en el alma), tenéis  estudios que os han costado  años y un  esfuerzo tremendo… lo sé  y también entiendo que esto mío os parecerá una niñada de señora madura, ( me niego a decir vieja) que distrae su tiempo.  Puffffff  y, ¿ qué os digo?  ¿Que,  para nada? ,  ¿Que  siempre fue el sueño de una mujer  que se ha partido la cara con la mala suerte de la vida? Ehh ¡¡ Dios santo, estoy dramatizando ¡¡  a ver,  los hay peor que yo, ¡ ya lo creo¡ mucho peor… gentes sin metas, sin pasados, sin futuros. Personas  que han de mentir su vida, de lo fea que la ven y es. Pobres seres,  a los que la suerte, verdaderamente les fue  negada… ¡ No ¡  si me quejo, pesará sobre mi conciencia, tanta  enfermedad, tanta miseria  como existe en el mundo. No,  digamos que tuve poco apoyo en mi niñez, poquísimo en mi adolescencia  y ninguno en la juventud, pero…..   cuando los hijos han volado; ¡¡ me ha tocado el turno a mí ¡¡

Ya os conté, en tres años y estas edades… ¡nunca se sabe en que curso vas a terminar¡ Han muerto compañeros, el último Félix, con los trabajos de fin de curso  terminados y entregados…  ha sido en 15 días. El maldito cáncer se lo ha llevado. Ni se dio cuenta  de que se iba… todos creíamos que era un resfriado… Vendrá su hijo a recibir la graduación, pero nosotros, los compañeros, le veremos a él avanzar por el pasillo y tender la mano y, será  él, quien al final de todo, salga  al patio, y nos demos un adiós con abrazo. Nos diremos: Hasta  el año que viene, que haremos algún monográfico… Y también quiero hablaros de Juan, el amigo que tuvo que dejar a principio de curso las clases.  Mala suerte, no ha podido asistir,  también el cáncer se lo lleva pero, a este, le da una tregua y a pesar de sus pulmones  vendrá  a la ceremonia, aunque no podrá recibir el titulo, es una de las condiciones, ¡ la asistencia a clase ¡ ¿Sabéis?  He cambiado de héroes,  me quedo con estos hombres valientes que dan la cara hasta en la muerte. No tienen más que una vida llena de trabajo en sus manos. Pensiones, no demasiado grandes, cargas familiares  aún importantes. Hijos  que necesitan ayuda. Algunos de ellos les toca  vivir solos  o con una mujer  enferma, otros,  claro está, que felizmente casados y  hasta alguna viene con su marido a clase ¡¡ ¿ Y ellas?   Valientes  mujeres  que renacen de las cenizas  en las que las ha tenido presas la vida. Viudas, solteras, alguna casada, pero pocas ¡ ya se sabe, si él no  hace nada, la mujer  con la pata quebrada ¡¡ También en ellas hay historias. ¡ Ya lo creo ¡, a más de una  el verano pasado le quitaron un pecho. Han acudido hasta con quimio. ¡¡ Mis chicas valientes ¡¡

Lo dicho, que cambio de héroes, que me gusta esta gente mayor que se enfrenta a la vida como una aventura. Se han calzado sus botas, su sombrero y  ni siquiera saben si podrán atravesar el puente. Mañana , si  Dios quiere , os contare el final de este día,  en el que me temo  voy a llorar como una tonta. Prometo fotografía.

 

Ira

Desde la ira

Después de comer y tras una mañana de clases, fotos para la Orla, Coca Cola  para despedirnos, recogida de trabajos, papeles y un largo etcétera, me he quedado adormilada en el sofá de casa. He despertado o tomado conciencia , que para nada lo tengo claro,  de que frente a mí , la televisión , ofrecía sus noticias  de media media tarde.  Creo ,que de no haber raptado  mi interés el reportaje que se hacía a dos de mis ídolos , mis ojos , mi mente y toda yo , apostaban  por seguir en un placido sueño pero …                             

Serrat y Sabina presentaban el inicio de una gira por España: . Amo a Serrat  desde mi adolescencia. A Sabina  lo he descubierto en la madurez y me encantan sus canciones, sobre todo  aquella a ritmo de vals que dice: …. “Y nos dieron las diez y las once las doce y la una”… En fin, daría cualquier cosa por asistir a ese concierto en el Palacio de los Deportes pero… sin fatalismos anticipados, ya sé de antemano que no conseguiré  esa entrada  soñada. En fin, de aquí al 19 de Septiembre, soñare  que tal vez…

 

Pero las noticias continuaban.  Escucho la estafa  a la que se ha sometido a los inmigrantes que han trabajado en la M-30, ( contaratados por empresas, que a su vez  estan contartadas por el ayuntamiento, lo que les añade más delito) esclavos sin papeles de unos desaprensivos que para enriquecerse se aprovechan de estos seres humanos, pero que finalizada su utilización, se denuncian, es decir , se quitan de en medio. Hombres que guardan silencio sobre  16 horas de trabajo que se les exige, el sueldo que se les paga, el confinamiento  en el que han de vivir y todo ello para enviar unos euros a las familias , sus familias, que mueren de hambre. Se reparte miseria entre ellos  mientras  alguien declara  sus dificultades  para llegar a fin de mes con 9.000 €. Nos comemos , nos devoramos como bestias  los unos a los otros en esta tierra que , estamos arrasando sin poner medidas ni limites a nuestro consumismo. No frenamos, no, eso; ¡que lo haga el otro¡ el que tenemos a nuestro lado o en todo caso , el más tonto , el menos afortunado  en el pedazo de passtel que cortamos. El caso es seguir en esta barbaridad porque nadie quiere dejar de tener más, abarcar, recaudar, amasar, ocultar, acaparar…  todo vale, el caso es tener, poseer. Que más da  que nuestros años, los que vamos a vivir en  la vida  no sean suficientes para gastar todo lo robado, la cuestión es tener, al precio que sea, ser más que nadie , el más  importante.  Acabamos de pasar  unas elecciones. Las promesas  que he escuchado me dejan  sin habla.. Trenes de alta velocidad para todas las comunidades, escuelas, viviendas de 20.000.000 de las antiguas pesetas, seguridad ciudadana, residencias para los mayores, avisadores para la gente que vive sola, regulaciones de empleo, ajustes de contratos , ahora si favorables a los desgraciados, control del ecosistema, urbanismo controlado,  justicia rápida,  ahorro de la energía que  escasea… Promesas, promesas, promesas.

Aún recuerdo las de Aznar en su primera legislatura: Las pensiones de viudedad subirían a un 60 %…  Catorce años después, estamos en un 50% pero, eso sí, en el mundo de la política y allegados; alcaldes, concejales, urbanistas, familiares, novios , novias, hijos , primos , tios y parientes lejanos; esos , ya son millonarios.

Y la cosa sigue…  Alcaldes que se enriquecen a costa de un pueblo, esposa, que justo en las elecciones se abre la sospecha de la posible complicidad con su marido, y el pasmo ante el “milagro” de hacerse con mansiones  con el "modesto" sueldo de una alcaldía. Equipos de fútbol  que pagan  sumas millonarias a un señor que  da “magistrales” patadas a un balón. Despilfarro.Alarma  ante una tierra que se revuelve furiosa  ante las barbaridades que el hombre hace con ella… Crímenes, terrorismo, hambre, enfermedades desatendidas, asesinatos, guerras, niños reventados  a golpes por sus padres, soledad en el último tramo de la vida… Mujeres  apaleadas, golpeadas y muertas por no ser sumisas a las palizas de unos hombres que se sienten dueños de sus vidas.. Fracaso escolar.. Catástrofes, riadas… Codicía, mentiras , mentiras, mentiras…

 

Y de pronto, sin causa aparente, sin nada que lo justifique, sin razones que apoyen esta locura mía  sin medida:

Mis alas se han erguido furiosas, mis músculos se han tensado y cobrado vida y desde lo más profundo de mí ser, desde la conciencia de sentirme uno más de esos seres humanos utilizados, humillados, manipulados y engañados…

La más poderosa de las furias ha despertado dentro de mi…

He sentido el fuego de un terrible pecado que duerme, pero es nacido en mis entrañas y se alimenta de la sangre que bombea mi corazón…

 He sentido, vivido y vomitado …       ¡¡IRA!!

¿ Meme ?

Te lo dije: derecha , ponte al lado de la lavadora que ya te toca..

Tú siempre la lista , la de izquierdas , la anarquista que va por la vida sabiendolo todo ¡¡

No es que lo supiera , es que te veo  y tienes el pompon hecho un asco, ya , lo sé ,so asquerosa yo tampoco me lo he peinado , pero …. jo , es que  la niña ha hecho la foto con prisa ¡¡¡

¿ Seremos motivo de criticas ?

Chica y yo qué sé , ya sabes  como es la gente, la verdad es que podia haberse puesto nuestras primas, esas que se lleva ….

¿ Cualas?, ¿ las grises  lacias que estan en la lavadora ? ….

No , no , las otras , las que se pone cuando va a dormir de visita ¡¡

Calla , calla , ni se acuerda , ¿no ves que esta como una chota ?

Jamia , pues yo por más que esconda la tripa, se me ve la mancha del otro día …

¡¡ Anda que la Conchi , en vaya  charca que nos ha metido ¡¡

¿ Invitamos a alguien ?

Psssssss ¡ ni se te ocurra ¡¡ nos tiran una bomba ¡

Corre , me pido primer para la lavadora ¡¡ tonta la última ¡¡¡

El silencio

Pasó el cumpleaños de mi hija, volví  del mar, sigo luchando con este cansancio que me aniquila, busco fuerzas en todo cuanto me rodea  y la meta, por el momento, es llegar al  día 30. Terminó mi asistencia a la universidad. Se abre un silencio para el que he de buscar  en mi corazón fuerzas.

A mi regreso a Madrid, conducía sola en la noche. No sé lo que le sucede al resto de los mortales pero, para mí, son momentos de grandes  silencios  e interrogantes. Se van cubriendo metas, se cumplen ilusiones  y las fuerzas, que nunca fueron demasiado buenas, necesitan incentivos para seguir buscando horizontes donde poner la mirada; la ya fatigada  y muy cansada mirada. ¿ Y ahora qué? Esa es la pregunta. Cada vez tiene más hueco ese  silencio denso e invasor de sueños. Le veo avanzar, Señor de la Vida y la Muerte. Su presencia, al principio espanta pero, astuto, buen estratega, viene vestido con lindos ropajes, de sueños engullidos, de cansancios abatidos, de magia robada, de ilusiones perdidas, de nostalgias recuperadas. Embaucador, se sienta a nuestro lado y como buen anfitrión, tiende su copa repleta de olvido; mágica bebida para el cansancio de toda una vida. Siempre fui guerrera, por nada del mundo rendiré mis armas sin lucha y así  espero seguir haciéndolo, solo que la experiencia me alerta de cual ha de ser la siguiente batalla, las energías que restan  no pueden ser perdidas  en luchas contra nuevas mentiras… El silencio  me mira y sonríe. Mis ojos le hacen una muda pregunta:  Su boca, sin palabras me susurra… ¡ Ay  Gloria, siempre fuiste tan cándida… ignoras que la suerte  está echada ¡

Mi Credo

El credo al que me refiero no es fácil expresarlo con palabras. Podría explicarlo así: Creo que a pesar de su aparente absurdo, la vida tiene sentido; y aunque reconozco que este sentido último de la vida no lo puedo captar con la razón, estoy dispuesto a seguirlo aún cuando signifique sacrificarme a mí mismo. Su voz la oigo en mi interior siempre que estoy realmente vivo y despierto. En tales momentos, intentaré realizar todo cuanto la vida exija de mí, incluso cuando vaya contra las costumbres y leyes establecidas. Este credo no obedece órdenes ni se puede llegar a él por la fuerza. Solo es posible sentirlo.

 

Hermann Hesse                           Desde hace años , este pensamiento esta enmarcado en mi cabecera.

                                                                 ( Mi Credo )  He cumplido mi promesa.  Mi querido Wilo, amigo atento , que sabe de las  dificultades para localizar este antiguo libro , me deja esta dirección. Espero que os sirva.

  javascript:ol(‘http://www.iberlibro.com/servlet/SearchResults?sortby%3d3%26amp;an%3dhesse%26amp;tn%3dMi%2520Credo%26amp;zanpid%3d3151163C582835843’);